Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

Las Máscaras

August 01, 2021 Juan Betancur Season 4 Episode 1
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Las Máscaras
Show Notes

Habia una vez un hombre que  sintió que algo había desaparecido. Durante años había sido muy cuidadoso y pulcro en el cuidado de su mas preciado tesoro. Desde que tenia uso de la razón, había comenzado su colección, la mas preciosa colección de su vida. Durante años aquel hombre había dedicado su vida a coleccionar mascaras. 

 

Todavia recuerda como había conseguido su primera mascara. Estaba estudiando en la universidad y Habia conocido recientemente una niña que le encantaba. Durante horas la esperaba a verla aparecer por la puerta de la universidad y un dia después de hacer un gran esfuerzo personal se atrevio a saludarla y ella le correspondio con una sonrisa que lleno de luz el corazón de aquel hombre aun joven. Al dia siguiente la volvió a saludar y luego de el saludo se atrevio a invitarla a salir. Ella, para su sorpresa, le respondio que estaría encantada. Y quedaron de verse al dia siguiente en el parque principal de la ciudad. 

 

Y el salio feliz a su cita, y mientras recorria el pasaje que llevaba a la plaza central encontró en la ventana de un almacén aquella primera máscara y por algunos momentos se olvido de su encuentro con su amigo y se deleito con la imagen que proyectaba esa mascara. Sin pensarlo, la adquirio y corriendo feliz salio a encontrarse con su amiga. Ella perceptiva le preguntaba porque se veía tan diferente y feliz y el simplemente le dijo que era por verla a ella. 

 

El tiempo paso y aquel hombre aun joven, miraba su mascara permanentemente hipnotizado por su imagen y la atracción que producia en el. 

 

Con el tiempo, ya habiendo terminado su carrera, fue contratado por una empresa y curiosamente el dia que iniciaba a trabajar en aquella empresa, se encontró en el camino a la oficina otra mascara que igualmente le llamo la atención, seria y adusta, esta mascara lo miraba con sus ojos profundo y aquel hombre todavía joven, no se pudo resistir y de nuevo pago por ella y se la llevo a su casa después del trabajo. 

 

Y el hombre trabajo durante algunos años y se hizo adulto, y un dia aquella nina que conocio en la universidad se transformo en su novia y le pidió que se casaran. Definieron la fecha de matrimonio y camino a la iglesia el dia de la boda vio como un amigo le regalaba otra mascara. Esta le dijo el amigo era un regalo que el había buscado por mucho tiempo y que podría añadir a su colección ahora que se iba a casar, Y aquel hombre acepto  aquella mascara feliz ya que su colección se iba incrementando. 

 

Con el tiempo el hombre creo su empresa y empezó a contratar empleados y con cada empleado que contraba opto por aumentar su colección y asi adquiria una mascara nueva que adornaba su oficina. Y su colección aumentaba y aumentaba.

 

Aquel hombre era feliz con sus colección de mascaras, Todos los días dedicaba horas a cuidarlas y pulirlas, conocía cada detalle de ellas, su textura, su color, sus características, su uso y su origen. 

Se pasaba horas y horas de su dia luciéndolas maravillado por la sensación que le producia usarlas. 

 

Y un dia su esposa se acerco a el con esa mirada tierna que solo una mujer enamorada puede tener y le dijo. 

 

Vamos a tener un bebe. El hombre no podía creerlo. Un bebe… un hijo. Y corriendo fue a buscar una mascara nueva para celebrar el acontecimiento. Y feliz la guardo para mostrársela a su hijo cuando naciera. 

 

Y llego el dia esperado, el momento del parto había llegado. Durante algunas horas espero que naciera su hijo, hasta que fue llamado a verlo y allí frente a el estaba un bebe de solo minutos de nacido, indefenso, timido y tierno. Y el que nunca había visto un bebe recién nacido dejo caer unas lagrimas mientras lo cogia entre sus manos. 

 

Y en aquel momento sintió que todas habían desaparecido