Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

El Baobab (Cuento del Africa)

September 01, 2021 Juan Betancur Season 4 Episode 11
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
El Baobab (Cuento del Africa)
Show Notes


Habia una vez un mundo africano donde los dioses habían llenado la pradera africana con muchos arboles hermosos y grandes. Entre todos los arboles que crecían allí en esa amplia extensión de tierras destacaba un árbol muy fuerte y frondoso. Este árbol era conocido por los habitantes de la zona como Baobab. 

 

El árbol baobab era un árbol con un tronco enormemente ancho  y alto que se erigia con gran majestuosidad en la pradera sobre todos los otros arboles y con cientos de ramas llenas de hojas y en estas ramas se adornaban  de olorosas y bellas flores. Era pues considerado el árbol mas bello del mundo. 

 

El baobab era muy presumido debido a su belleza, su robustez y especialmente por su altura desde la cual podía ver como no había ningún otro árbol que se le asimilara en toda aquella llanura. 

 

Los dioses cuando vieron que este árbol había crecido con tanta majestuosidad, sintieron la necesidad de ofrecerle un don mas. Le dieron el don de la longevidad para que pudiera vivir muchos años desarrollándose. 

 

 Y el baobab recibió este don como una manifestación de reconocimiento de superioridad. Ahora si podría demostrar con el tiempo que no habría rival entre la naturaleza para su dominio. Y presumido y vanidos miro hacia el cielo y les dijo a los dioses. 

 

Dioses que están en el cielo, miradme bien porque yo podre seguir creciendo durante muchos años y poco a poco llegare a la altura donde ustedes viven. Y asi todos los seres de este mundo me reconocerán como un Dios mas. 

 

Y efectivamente el Baobab comenzó a crecer y a crecer con el pasar de los años y los otros arboles vieron como su tronco comenzaba a desplazar a los otros arboles y su altura hacia que las ramas y las hojas crearan una enorme sombra sobre los otros arboles del bosque. 

 

Con el tiempo este Baobab empezó a consumir mas y mas agua de la tierra y comenzó a recibir mas y mas luz del sol, y asi los arboles vecinos comenzaron a ver como la tierra se iba secando para ellos y que sus propias hojas no recibían la necesaria luz del sol ya que frondoso baobab les hacia sombra durante todo el dia. Vieron como poco a poco comenzaron a sufrir por culpa del baobab. 

 

Desesperado los otros arboles le pedían al baobab que les dejara consumir el agua y los rayos del sol que requerían, pero este arrogante y vanidoso les decía que los dioses querían que el fuera un nuevo dios y por eso debía crecer y crecer y aumentar el tamaño de sus ramas hasta cubrir todo el bosque. 

 

Los dioses oyeron a los arboles del bosque y se dieron cuenta que el Baobab se había vuelto prepotente y cruel. Asi que decidieron castigarlo. 

 

 

Y una noche mandaron un gran numero de pajaros para que parados en sus ramas comenzaran a mover sus alas hasta que el baobab fuera levantado de la tierra dejando sus raíces al descubierto, luego les dieron la orden de que invirtieran el árbol y lo dejaran caer con su frondosa copa hacia el enorme agujero que habían dejado sus raíces y sus raíces, sin hoja alguna, crecerían donde antes se encontraban su frondosa copa

 

Y cuentan los que saben, que desde esa época y como castigo a su arrogancia y vanidad el baobab crece con un enorme tronco y las raices creciendo hacia el cielo, mientras las ramas y las hojas están tímidamente ocultas bajo la tierra.  Como un castigo de los dioses a la arrogancia y la vanidad