Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

Shingebiss y el viento de norte (Leyenda Oji cree)

September 10, 2021 Juan Betancur Season 4 Episode 14
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Shingebiss y el viento de norte (Leyenda Oji cree)
Show Notes

Habia una vez un mundo Oji -cree en lo que hoy conocemos como el norte de Canada donde el frio, el hielo y la nieve se juntan para convivir durante gran parte del año. En este mundo frio vivía un pato llamado Shinagebiss. Este pato se caracterizaba por su cuerpo estilizado y su cabeza verde, pero lo que mas identificaba este pato era su orgullo y capacidad de ser independiente. 

 

Cuentan los Oji cree que este pato era considerado un ser con una resistencia mayor que la de cualquier otra ave.  Cuando llegaba el invierno y la temperatura y las nieves creaban los grandes campos de hielo, Shinagebiss veía como las otras aves comenzaban a levantar el vuelo rumbo al sur en busca de temperaturas mas soportables,  en cambio Shinagebiss  decidia quedarse en el lago Huron soportando el frio y simplemente decidido a cantarle a el dios creador todos los días. 

 

Shinagebiss era capaz de enfrentar el frio con toda voluntad y cuando las plantas desaparecían, el era capaz de buscar su alimento en pequeñas ramas, o pequeños animales que encontraba a las orillas de los lagos, o era capaz de pescar en agujeros hechos en el hielo. Shinagebiss era valiente como ningún otro pájaro. 

 

Un dia el viento del norte, Kewadin, escucho hablar de aquel pájaro que cantaba feliz en los días de invierno y sintió que debía darle un escarmiento por la insolencia de permanecer en sus terrenos cuando todos los pajaros habían emigrado. Kewadin comenzó a soplar y a soplar con su viento helado y todo alrededor de Shinagebiss comenzó a congelarse mas alla de lo usual, sin embargo pese a que Kewadin luchaba por congelar al bueno de Shinagebiss este simplemente seguía cantándole a su creador y levantando pequeños pedazos de ramas y raíces encontraba su alimentación diaria. 

 

Kewadin desesperado, se disfrazo de pato y fue hasta el refugio de Shinagebiss donde lo encontró alrededor de un pequeño fuego que había creado en su tienda. Kewadin comenzó a soplar su helado aliento tratando de apagar el fuego, pero con cada bocanada de frio que llegaba al fuego Shinagebiss alimentaba el fuego con mas leña para mantenerlo vivo. 

 

Kewadin comenzó a sentir que su cuerpo frio iba ganando calor y comenzó a sudar y temeroso salio volando de allí para no desaparecer. Al siguiente dia, Kewadin soplo como nunca lo había hecho anteriormente , y todo el campo se lleno de hielo, pero el resistente Shinagebiss enconttro aun ramas de donde comer y seguir soportando el frio.

 

 

El viento del norte, Kewadin, se sintió tan frustrado que decidio consultar al creador de todas las cosas del mundo y este sonriendo le dijo que su lucha contra Shinagebiss era inútil ya que este pato era su animal favorito, ya que siempre estaba feliz y le cantaba bellas melodías. Y asi cuentan la leyenda  de la tribu Oji cree que el pato Shinagebiss vencio al viento del norte y aun se le ve en los parajes frios y congelados mientras los otros pajaros y patos han volado hacia el norte. Y allí solo esta Shingebiss cantándole dulcemente a su creador mientras el viento del norte lo observa receloso.