Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda

Las Sirenas y Odiseo

October 06, 2021 Juan Betancur Season 4 Episode 23
Había una vez...Un cuento, un mito y una leyenda
Las Sirenas y Odiseo
Show Notes

Había una vez un héroe que regresaba de la mayor y mas famosa de las batallas de la historia. Su nombre Odiseo era conocido en todas las islas de la Grecia antigua y sus proezas hacían de él, el ejemplo a seguir por todos los hombres del mundo. 

Homero cuenta como este héroe legendario salió de la guerra de Troya rumbo a Ítaca donde su mujer Penélope lo esperaba mientras tejía y destejía para evitar a los pretendientes. 

Dice Homero que aquel famoso Odiseo enfrento muchas aventuras durante su viaje a Ítaca y posiblemente la mas famosa es el encuentro con las Sirenas. 

Lo que no cuenta Homero es la realidad de lo sucedido. En las crónicas cantadas por el gran homero Odiseo después de escaparse con un ardid de el ciclope Polifemo pasa por una islas donde habitan las sirenas. 

 

Estas sirenas son las ninfas del mar cerca de lo que hoy es Sicilia y tenían torso de mujer y cola de pez. Odiseo había oído decir que si alguna vez se encontraba con las sirenas no podía sucumbir a la belleza de su canto ya que este podría representar su perdición. 

 

Cuando las islas se hicieron presente el gran Odiseo ordeno a su tripulación que se taparan los oídos con bloques de cera para que el sonido de las sirenas no entrara en sus cabezas y el decidió afrontar , dice homero , el embrujo del canto de las sirenas amarrado a el mástil principal del barco. 

 

Dice Homero que Odiseo llego a soportar la atracción de las sirenas amarrado al mástil, pero lo que no cuenta homero es que Odiseo abrumado por el bello canto de aquellos seres fantásticos rompió sus ataduras y saltando del barco se dirigió a nado hasta aquellos islotes que contenían aquellas bellas ninfas del mar. 

 

Todas ellas de una belleza descomunal y de torso desnudo que las hacia a sus ojos las mas bellas creaturas del mundo. Mientras nadaba podía escuchar el suave y melódico cantar de las sirenas repitiéndose una y otra vez, Aquella melodía penetraba por sus oídos como un encantamiento que no lo dejaba pensar y consumido por el deseo solo pensaba en nadar y nadar mas rápido. 

 

Y Odiseo llego hasta aquellos islotes y cientos de sirenas se abalanzaron sobre el para cubrirlo con mimos entonando el mismo canto. 

 

Y Odiseo despertó al otro dia  después de saciar su sed de belleza en los brazos de aquellas sirenas y un sentimiento de remordimiento le llego cuando  pensó como había decidido abandonar a sus compañeros y su anhelo de gloria por el jardín de las delicias y como había escogido perder la libertad por los brazos de aquellas mujeres. 

 

Pero pasada la noche y llegado el dia sintió que el canto no era tan bello ya que era monótono y tonto, no sabían conversar y entretener  y peor aun su cuero estaba cubierto de escamas y lleno de algas que resaltaban aun mas su olor a pescado. 

 

Y saltando antes que se despertaban nado hasta el barco donde sus marinos lo esperaban y todos juraron que nunca contarían la verdad de lo que paso y menos a aquel chismoso llamado homero.